logo derecho

  

logo derecho

Laura Catalina Moscoso Cardona**

 

El Contrato de Seguro ha tenido un gran avance social, y ostenta una mayor acogida ante la sociedad, así entonces, se ha evidenciado la trascendencia económica y social de la actividad aseguradora en el país. 

 

Sin embargo, hay un desconocimiento por parte de la comunidad referente a la reticencia e inexactitud en el contrato de seguro, motivo por el cual buena parte de la comunidad desconoce lo que sucede cuando se proporciona información falsa o información inexacta en la etapa precontractual del Contrato de Seguro, entendiendo que es en esta etapa, en la que la técnica jurídica aseguradora determina sus obligaciones basándose en la confianza legítima y en el principio de buena fe de las partes contratantes. 

 

En razón de lo anterior, el objetivo claro para esté ABCES jurídico, es informar a la comunidad de qué se trata la reticencia en el Contrato de Seguro, debido a que desde sus orígenes el Seguro fue concebido como una necesidad, y teniendo en cuenta que en la actualidad ha tomado más fuerza, es necesario que los consumidores conozcan acerca del tema para que - de esta manera - no se dé una posición dominante por parte de las aseguradoras frente a los tomadores y/o asegurados.

 

¿Qué es reticencia?

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española señala que la Reticencia viene del latín reticens, y su significado hace referencia al: “Efecto de no decir sino en parte, o de dar a entender claramente, y de ordinario con malicia, que se oculta o se calla o algo que debiera o pudiera decirse”.

 

¿Qué es la Reticencia en el Contrato de Seguro?

Tanto en el Contrato de Seguro como en los demás contratos, cuando las partes manifiestan su deseo de suscribirlo, surgen para las partes una serie de obligaciones y deberes, especialmente en la etapa pre- contractual donde ambas partes asumen cargas contractuales reguladas legalmente por medio del principio de buena fe contractual y pre- contractual.

 

Cuando se cumple con los presupuestos básicos exigidos en materia aseguradora se está frente a un actuar responsable, donde ambas partes de manera libre expresan su consentimiento, pero cuando dichos postulados básicos de la responsabilidad pre – contractual se infringen, podría conducir el contrato de seguro al fracaso, debido a que existiría duda en la obligatoriedad de ejecutar las obligaciones principales de las partes y, además, se podría generar una sanción a la parte que actuó de manera irresponsable durante dicha etapa del contrato.

 

Siendo entonces la información un elemento importante en el Contrato de Seguro, dado que es altamente incidente en la formación de éste y en la determinación especifica de las obligaciones a las que éste dará lugar, entendiendo así, que la información brindada por el tomador, debe consistir en forma tal que dé cuenta de un efectivo conocimiento del estado real del riesgo que ostenta, y así suministre a la Entidad Aseguradora toda la información requerida por esta, para de esta forma lograr una determinación adecuada de la situación del riesgo para dicha entidad pueda valorarlo y determinar de esta manera el monto de las obligaciones que regirán el contrato. 

 

De lo anterior, es posible deducir que el tomador del contrato de seguro debe asumir una conducta sincera al momento de informar a la Entidad Aseguradora la situación y el estado del riesgo, “No obstante lo aleatorio del contrato, la ley procura un tratamiento de equilibrio entre el riesgo que asume el asegurador y la contraprestación a cargo del tomador1

 

Esta condición es señalada igualmente en el artículo 1058 del Código de Comercio, donde se enuncia que el tomador está obligado a declarar sinceramente los hechos o circunstancias que determinan el estado del riesgo. Así entonces, se está procurando proteger de al asegurador, debido a que es a éste a quien le interesa saber realmente cual es tal estado, no sólo para definir si acepta otorgar el cubrimiento solicitado, sino para tasar en forma ajustada a la realidad, el precio de la cobertura.

 

No obstante, así la ley exija que el tomador sea quien suministre la información por ser quien en efecto conoce el verdadero estado del riesgo, esto no desplaza toda la carga de informar al tomador. Esto teniendo como base lo determinado por el inciso final del artículo 1058 del Código de Comercio en el cual se regula que: “Las sanciones consagradas en este artículo no se aplican si el asegurador, antes de celebrarse el contrato, ha conocido o debido conocer los hechos o circunstancias sobre que versan los vicios de la declaración, o si, ya celebrado el contrato, se allana a subsanarlos o los acepta expresa o tácitamente.2

 

Así las cosas, es posible expresar que se configura reticencia cuando el asegurado incumple su deber de ser exacto en sus declaraciones (falsa declaración) o de informar todas las circunstancias por él conocidas, por omisión u ocultamiento, por negligencia o incorrecta apreciación de que resultaban indiferentes.3

 

¿Cuáles son las formas de reticencia en el contrato de seguro? 

A continuación, brevemente expondré las clasificaciones de las declaraciones del tomador del seguro, teniendo en cuenta que sean reticentes o inexactas, así:

 

• Declaración Inexacta: Implica una discordancia objetiva entre la declaración expresa y la realidad del hecho o circunstancias que sobre ella recae. Entendiendo entonces que la inexactitud requiere que se dé una conducta del tomador en potencia, encaminada a distorsionar la verdad de los hechos o circunstancias objeto del seguro. 

El asegurado, voluntaria y culposamente hace declaraciones que no son verídicas acerca de los riesgos.

 

• Declaración Reticente: Se puede definir como el efecto de dar a entender con malicia, que se calla u oculta algo que debiera o pudiera decirse; lo cual implica una omisión por parte del tomador quien calla intencionalmente información relevante para la calificación del estado del riesgo, pudiendo dejar respuestas en blanco dentro del cuestionario brindado por la Entidad Aseguradora o no presentado dichas circunstancias dentro de la declaración espontánea.

 

Referencias:

Acosta, M.L. y Cavanna, L. I. (2014) “La reticencia en el contrato de seguro de vida a la luz de los nuevos proyectos”. En: Revista de la facultad de Derecho de la Universidad de Uruguay, No. 37, p. 53 -78.

 

República de Colombia. Decreto 410 del 27 de marzo de 1971, “Por medio del cual se expide el Código de Comercio de Colombia. Versión digital disponible en: http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=41102. (marzo de 2017)

 

Palacios, F. Seguros Temas Esenciales (Tercera Edición). Bogotá, Universidad de la Sabana.

 

República de Colombia. Corte Suprema de Justicia (2013). Revisión N° 39.565. Magistrado Ponente: Gustavo Enrique Malo

Fernández. Versión digital disponible en: 

 

Revisión metodológica: Clara María Mira González, docente de la Facultad de Derecho de la Universidad CES.


*El ABCES que se presenta a continuación fue asesorado por la docente Carolina Montoya Londoño.

**Estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad CES. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

1Corte Suprema de Justicia. 33 Sala de Casación Civil Sentencia Expediente No. 4923 del 19 de Mayo de 1999, p. 1).
2Artículo 1058, del Código de Comercio.
3La reticencia en el Contrato de Seguro de Vida a la luz de los nuevos proyectos.