lOGO ABCES U

 

lOGO ABCES U

David Correa Rodríguez**

 

La necesidad de las personas de buscar reparo ante los riegos que las puedan afectar fue lo que generó el mecanismo de compensación o mitigación de riego que denominamos seguro; podemos afirmar entonces que, a mayor aversión del hombre hacia el riesgo, mayor será su afecto hacia el seguro que lo protegerá a él o a sus beneficiarios.


Es la unión de muchas personas lo que permite crear el fondo con el cual se proveerá al pago de los siniestros, convirtiéndose así el seguro en seguro solidario, ya que con las primas de todos se pagan los siniestros de aquellos que lo sufren.

 

¿Qué es el contrato de seguro?
El Código de Comercio Colombiano no define el contrato de seguro, simplemente señala sus características. Por lo anterior, podríamos decir, que el Contrato de Seguro es un contrato consensual, mediante el cual una persona jurídica denominada asegurador, autorizada por la ley, asume los riesgos de otra persona, denominada asegurado, a quien le pagará una prima a cambio de asumir un riesgo o un aleas.

 

¿Quiénes son parte en el contrato de seguro?
a) El Asegurador:

Es una persona jurídica, aseguradora, que asume la cobertura del riesgo de las personas tomadoras del contrato de seguro. 


b) El Tomador:
Es la persona que contrata el seguro y quien firma la póliza. Puede contratar el seguro, bien por cuenta propia o ajena.
El tomador del contrato de seguro, está obligado a asumir las condiciones del contrato, especialmente las referentes al pago de la prima.

 

c) El Asegurado:
Es la persona, titular del objeto, materia o aleas sobre cuyo riesgo recae el contrato de seguro. En otras palabras, es la persona sobre quién recae la cobertura del seguro.

 

d) El Beneficiario:
Es aquel que tiene derecho a recibir la prestación del asegurador. Es la persona sobre la que recaen los beneficios de la póliza pactada, por voluntad expresa del tomador.

 

¿Cuáles son las características legales del contrato de seguro?
El contrato de seguro es consensual, bilateral, oneroso, aleatorio y de ejecución sucesiva, esto según lo estipulado en el Art. 1036 del Código de Comercio.


a) Consensual:
Porque para perfeccionarlo se requiere del consentimiento libre de vicios de cualquiera de las partes.

 

b) Bilateral:
Toda vez que se generan obligaciones para cada una de las partes. Siendo dos las principales. Por una parte, para la entidad aseguradora, la de pagar la indemnización una vez ocurrido el siniestro, y por otra, por parte del tomador, la de cancelar efectivamente la prima.

 

c) Oneroso:
Este contrato tiene por objeto la utilidad para todos sus intervinientes, gravándose cada uno en beneficio del otro, se grava la aseguradora con el siniestro y el tomador con la prima.

 

d) Aleatorio:
El contrato de seguro se califica como contrato aleatorio. Lo anterior, debido a que la prestación a cargo de uno de los contratantes – la asegurador - no guarda una relación de equivalencia con la del otro – el asegurado – Lo anterior, dado que la prestación está sometida a la ocurrencia incierta de un hecho futuro, hecho que de llegar a suceder mostraría una desproporción notoria entre las prestaciones que resultan a cargo de la aseguradora.

 

e) De ejecución sucesiva:
Porque las obligaciones se cumplen durante la ejecución del contrato. Si bien la de pagar el valor del Seguro puede ser en un solo instante, se pueden pactar varios instalamentos, y además existen otras obligaciones que se desarrollan junto con el contrato, como la de mantener el estado del riesgo.


El profesor José Efrén Ossa Gómez, señala en su libro “Teoría General del Seguro” que: “Por ser de ejecución sucesiva, el contrato de seguro no admite la resolución por incumplimiento de las obligaciones o cargas que de él derivan, como acontece con los contratos de ejecución instantánea, sino la terminación…”1

 

¿Cuáles son los elementos esenciales del contrato de seguro?
En el contrato de seguro, los elementos esenciales están consagrados en el artículo 1045 del Código de Comercio, siendo éstos: a) el interés asegurable, b) el riesgo asegurable, c) la prima o precio del seguro, y d) la obligación condicional del asegurador.


Se establece además que, a falta de alguno de estos elementos, el contrato de seguro no surtirá efecto alguno, de ahí su importancia y necesidad, entendiéndose que de faltar uno de éstos, el contrato es ineficaz de pleno derecho, sin necesidad de declaración judicial. Analizaremos someramente cada uno de los elementos esenciales.


a) El interés asegurable:

Relación jurídico-económica que debe existir entre el tomador del seguro con la cosa asegurada, sea un bien, la vida o el patrimonio de la persona. Se traduciría en el interés del tomador en que no ocurra el siniestro.

 

b) El riesgo asegurable:

Conforme al artículo 1054 del Código de Comercio riesgo es el “suceso incierto que no depende exclusivamente de la voluntad del tomador, del asegurado o beneficiario, y cuya realización da origen a la obligación del asegurador. Los hechos inciertos, salvo la muerte, y los físicamente imposibles no constituyen riesgo, y son, por lo tanto, extraños al contrato de seguro. Tampoco constituye riesgo la incertidumbre subjetiva, respecto de determinado hecho que haya tenido o no cumplimiento.

 

c) La prima:

Es el precio del seguro, la contraprestación que el tomador debe pagar a la aseguradora por el riesgo que ésta asume. Se refiere a la suma resultante de aplicar la tarifa calculada sobre las bases de la probabilidad de ocurrencia del siniestro y de su cuantía posible.

 

d) La obligación condicional del asegurador:

Una vez ocurra el siniestro y siempre y cuando no medie una causal de inoperancia del contrato de seguro, corresponderá al asegurador pagar el valor del seguro, dentro del mes siguiente a la fecha en que el asegurado o beneficiario acredite, aun extrajudicialmente, su derecho ante el asegurador.

 

¿Existe una definición en Colombia del contrato de seguro?
En Colombia la ley no definió el contrato de seguro, lo que hizo fue describirlo, en el artículo 1036 del Código de Comercio que establece: “El seguro es un contrato consensual, bilateral, onerosos, aleatorio y de ejecución sucesiva”. Además, se pueden destacar otros elementos derivados de la evolución que universalmente han tenido estos contratos, el profesor José Efrén Ossa Gómez, señalaba en su libro “Teoría general del seguro: el contrato”, que el seguro es un contrato solemne, bilateral, oneroso y aleatorio de acuerdo con el artículo 1036 del código de comercio.

 

En él  intervienen: el asegurador, persona jurídica que asume los riesgos de acuerdo con el artículo 1037 del código de comercio, y el tomador quien traslada los riesgos a la aseguradora de acuerdo con los artículos 1037 y 1039 del mismo código, cuyos elementos esenciales son el interés asegurable (arts. 1083, 1137), el riesgo asegurable (art.1054), la prima (art. 1066) y la obligación condicional del asegurador que se transforma en real con el siniestro (art. 1072) solución que debe efectuarse dentro del plazo legal (art. 1080). Y que, si versa sobre un seguro de daños, no puede constituir para el titular el interés asegurable fuente de enriquecimiento (art. 1088), en tanto que, si concebido para cubrir riesgos personales, el valor del interés asegurado ha de consultar tan sólo el arbitrio de las partes.

 

Referencias:
• República de Colombia. Gobierno Nacional. Decreto 410 de 1991. Por medio del cual se expide el código de comercio en Colombia.
• Ossa., E. (1991). Teoría General del Seguro. El Contrato. Editorial Bogotá: Temis.
• Palacios, F. (2007). Seguros Temas Esenciales. 3ª. Ed. Bogotá: Ecoe Ediciones – Universidad de la Sabana.
• Palacios, F. (2016). Seguros Temas Esenciales. 4ª. Ed. Bogotá: Ecoe Ediciones Univ. De la Sabana – Bogotá Colombia, (2016).


Revisión metodológica: Clara María Mira González, docente de la Facultad de Derecho de la Universidad CES.


*El ABCES que se presenta a continuación hace parte del trabajo de grado realizado bajo la asesoría del docente Juan Camilo Arroyave Cárdenas para optar por el título de Abogado. El ABCES fue revisado en su parte metodológica por la docente Clara María Mira González y en sus contenidos por la docente Carolina Montoya Londoño.

**Estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad CES. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

1Ossa G., J. Efrén. Teoría General del Seguro. El Contrato.  Editorial Temis, Bogotá, Colombia, 1991, p. 41.